Hendidura cósmica

09 febrero 2008

ellas y tu

Desde que tú me dejaste ellas me hacen compañía, me quieren incondicionalmente.

Cada una tiene su personalidad, Niurka es fuerte, briosa, como dicen pues, brava. Su carácter revela que creció en la calle, de inteligencia vivaz, pero reservada. Tardó más tiempo en aceptarme.

En cambio Biotita, la hija de Niurka, es asustadiza, chiqueada y caprichoza. Ella me aceptó de inmediato. Y me robó el corazón. Se me entregó toda de una sola mordida, creo que en eso se parece mucho a ti, teníamos una relación muy feliz, me hacía mimos y caricias con su lengua, yo también la mimaba.

Un día que Biotita cagó mi recámara, quise educarla y la regañé y le di un manazo. Supongo que en el lenguaje de los perros fue la peor afrenta jamás cometida contra un ser de su especie. Tal vez ella muy a su manera quería hacer mi habitación más territorio suyo, no supe interpretar y desde entonces me ve con recelo, nunca me perdonó, creo que en eso también es igualita a ti. Nuestra relación nunca volvió a ser igual, un día se acabó la perfección.

A veces en las noches salimos al parque, y yo me siento bajo los árboles, mientras ellas exploran y juguetean, no sé, tal vez intuyen que pienso en ti y se acurrucan a mi lado y me miran. Niurka con sus ojos me dice que me quiere, que sea fuerte, que hay que echar pa’lante y Biotita me mira de una manera que yo interpreto como que me quiere, pero jamás podrá hacerlo como antes por que el pasado se lo impide. Igualito que tú.
posted by Jorge Luis at 5:09 p.m.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home